Covid-19: Analizan funcionamiento de la Red Nacional de Fiscalización Ambiental

La primera reunión de este año de la Red Nacional de Fiscalización Ambiental (RENFA) se realizó en forma remota.

La RENFA está integrada por diversas instituciones fiscalizadoras, como Conaf, SAG, DGA, Sernageomin, SEC, SIS, Sernapesca, entre otras, y tiene por objetivo fortalecer el modelo de fiscalización ambiental creado por la Ley N°20.417 mediante un uso eficiente, eficaz y coordinado de las capacidades de fiscalización de los organismos con competencias ambiental a nivel nacional.

Durante esta primera reunión de 2020, el superintendente de Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, abordó cómo esta Superintendencia ha adaptado la fiscalización ante la contingencia actual, los ajustes al programa 2020, el fortalecimiento de otros mecanismos de fiscalización y de información relevante, así como la búsqueda de otros mecanismos de financiamiento.

“No hay inconvenientes para que los servicios puedan postular a iniciativas de adquisición de activos no financieros, como vehículos y maquinarias, a los recursos de los gobiernos regionales, por lo cual la Superintendencia del Medio Ambiente comenzará a postular estas iniciativas de acuerdo con los formatos que establece el oficio circular número 33 de la Dipres”, dijo De La Maza.

También se discutió que la RENFA debe actuar de manera coordinada frente a las contingencias, optimizar las acciones de fiscalización, fortalecer los pilares tecnológicos y la gestión de datos y avanzar en el enfoque de riesgo y territorial.

En representación de la Dirección General de Aguas (DGA), Mónica Musalem, destacó que la situación de salubridad “llegó para quedarse y hay que saber vivir separados, pero juntos, y reaprender ciertas formas de trabajar. Sería útil la plataforma SMA-SOS no solo para descargar los archivos presentados por los titulares, sino que también para reportar desde los servicios”.

Pilar Meza, del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), explicó que han realizado solo las fiscalizaciones más importantes.

Por su parte, Jaime Martínez, del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), planteó que el ajuste presupuestario los llevó a ser más eficaces y que la industria minera en general ha seguido trabajando.

Por último, Haxel Lindermann, de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marítima Mercante (Directemar), mencionó que están en fase de adjudicación del laboratorio, pero necesitan el catastro de las fuentes emisoras que van a fiscalizar, para exigir a los titulares los informes de autocontrol.