Smart Sense®: servicio de monitoreo de gases 100% diseñado en Chile

En su estrategia 2014-2018, el Ministerio de Medioambiente implementó Planes de Descontaminación Atmosférica a lo largo de todo Chile, para reducir y mejorar la calidad del aire en zonas donde los índices suponen un riesgo para la salud. Las medidas adoptadas desde el Gobierno, buscan eliminar o controlar los factores o agentes del Medio Ambiente que afecten la salud, la seguridad y el bienestar de los habitantes, como es el caso de los gases contaminantes.

Precisamente esta semana, en el marco regulatorio de la emisión de gases, comenzó a regir en la zona de Puchuncaví el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPAD), para reducir las emisiones en esa área. Este Plan considera, además, una red de monitoreo estatal y la creación de la primera norma primaria de calidad del aire referida a hidrocarburos.

En Chile ya contamos con herramientas para el control operacional

De acuerdo a las estrategias adoptadas y futuras para la regulación de la contaminación ambiental, en ENVIROmetrika, hemos desarrollado un sistema para la vigilancia y control de la contaminación atmosférica: Smart Sense®. Este servicio permite medir la concentración de los contaminantes presentes en el aire (calidad del aire) y la concentración emitida a la atmósfera por los distintos procesos industriales. Una vez identificadas estas concentraciones, las mediciones nos van a proporcionar una información básica que va a permitir la toma de decisiones a distintos niveles, para evitar que se produzcan situaciones de riesgo y mejorar en la medida de lo posible la calidad del aire en general.

100% chileno

Smart Sense® ha sido diseñado y desarrollado en Chile y cuenta con asesoría técnica local, reduciendo los tiempos de soporte.

¿Cómo funciona?

Mediante sensores instalados de forma fija en lugares estratégicos cercanos a fuentes de emisión, de acuerdo a las características de la instalación. Estos sensores capturan la información y transmiten los datos a un centro de control online, con el fin de monitorear constantemente ciertos parámetros claves del proceso. De este modo, se obtienen registros históricos e información en tiempo real de la concentración de emisiones de contaminantes gaseosos.

Adicionalmente, mediante una estación meteorológica, se incorporan variables climáticas como lluvia, dirección y velocidad del viento para identificar posibles fluctuaciones que puedan superar los valores predefinidos.